Cómo elegir una freidora sin aceite

freidora sin aceite

Las freidoras de aire son cada vez más populares por todo el mundo. Por eso, en este post nos dedicamos a enseñarte todo lo que debes saber sobre ellas y qué factores tener en cuenta antes de elegir la mejor. Así podrás aprovechar los increíbles beneficios que la freidora sin aceite te puede ofrecer. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es una freidora sin aceite?

Una freidora de aire, también conocida como air fryer, es un electrodoméstico muy popular gracias a sus increíbles beneficios. Permite freír pero reduciendo el 80% del uso de aceite. De este modo, se disfruta de frituras más saludables y menos calóricas.

La freidora sin aceite funciona como un horno de convección, por lo tanto, los alimentos se cocinan por el calor que se emite. 

Dentro de la freidora el aire circula a gran velocidad, con altas temperaturas y presión, luego es distribuido de modo uniforme, dejando la comida similar a una fritura. 

Principales características de una freidora sin aceite

Aunque no todas las freidoras de aire disponen de las mismas características, la gran mayoría de ellas comparten muchas similitudes. Por ejemplo, tienen una forma y un diseño moderno y elegante que otorga comodidad.

Otras características principales con las que cuenta una freidora de aire caliente son:

Capacidad

La capacidad de una freidora sin aceite puede variar de entre 1 y 6 litros, dependiendo del modelo. Independientemente del aparato elegido, el espacio se mide en kilos y no en el volumen interior de la cubeta. Por lo general, una air fryer de 3 Litros permite cocinar unas 3 o 4 raciones, mientras que una de 6 Litros es ideal para unas 5 o 6 porciones. 

Potencia

La freidora sin aceite funciona con potentes motores, los cuales son responsables de hacer circular el aire caliente por todo el recipiente. 

Estas se pueden encontrar con una potencia que van desde 600 W hasta 2000 W. Mientras mayor sea la fuerza, menor será el tiempo de cocción, otorgando resultados más rápidos.

Materiales

En la mayoría de los casos la freidora sin aceite está fabricada con materiales de excelente calidad, los cuales son duraderos y resistentes. Por eso, es común encontrarlas en acero inoxidable y con su exterior de plástico.

Funciones

Al hablar de funciones, algo que destaca en la freidora sin aceite es su gran versatilidad para cocinar. Casi todas permiten freír, tostar, hornear, asar y cocer. También, pueden poseer características extras muy prácticas, tales como temporizador, temperatura regulable, sistema de sobrecalentamiento y auto-apagado.

Apertura de cajón o superior

Según el tipo de freidora sin aceite el sistema de apertura puede variar. Muchas de ellas se caracterizan por tener una cubeta extraíble con un cesto en donde se introducen los alimentos. 

Otras tienen una apertura superior, así que la cubeta accede por la parte de arriba de la máquina. Dicho cajón casi siempre integra una pala automática giratoria en su interior que permite mover los alimentos.

Por último, se encuentran las freidoras tipo horno que poseen una forma cuadrada o rectangular, cuya puerta es totalmente transparente y se abre de manera frontal. Su interior se encuentra dividido en distintas secciones, cada una enfocada a diversas recetas o alimentos.

¿El resultado es igual al de una freidora convencional?

Esta es una de las inquietudes más frecuentes al momento de adquirir una freidora sin aceite. Respecto a este tema, la cocción de los alimentos es igual que a la de una freidora convencional, solo que no usarás ni una gota de aceite.

Por lo tanto, tus comidas tendrán una textura y un sabor muy similar al de los fritos cuando se cocinan con una freidora común. Y, lo mejor de todo, es que permite cocinar los alimentos más habituales, tales como huevos y patatas fritas, pollo o pescado rebozado…

Gracias a la reducción de aproximadamente el 80% del aceite, los alimentos son más saludables, con menos calorías y no tienen exceso de grasa. 

Ahora bien, con una freidora de aire conseguirás mayores beneficios que con una convencional. Y es que podrás decirle adiós al humo y a los olores no tan agradables que quedan impregnados en el hogar y en la ropa.

Eso no es todo, tampoco deberás preocuparte por la cocción, ya que son máquinas programables y con temporizadores. De modo que, los alimentos no se queman.

Por último, a diferencia de las freidoras convencionales, todo queda más limpio y ordenado. Esto se debe a la falta de aceite, haciendo que tu cocina no quede con las típicas salpicaduras de grasa. Incluso, su limpieza es mucho más sencilla en comparación a una freidora tradicional, de hecho, muchas de ellas pueden ser introducidas en el lavavajillas.

¿Qué tener en cuenta al decidir qué freidora sin aceite comprar?

Antes de adquirir tu freidora sin aceite es indispensable que tengas en cuenta algunos factores importantes si quieres disfrutarla a plenitud. Los aspectos principales a considerar son:

  • Dimensiones y tamaños: asegúrate de tener un lugar en tu cocina para guardarla de forma cómoda, el cual sea un espacio en donde no sufra daños.
  • Capacidad: ten en cuenta los integrantes de tu familia y la cantidad de alimentos que vayas a cocinar diariamente. 
  • Potencia: mientras mayor sea la potencia tus alimentos estarán en menos tiempo.
  • Funciones: al momento de comprar el electrodoméstico piensa en sus capacidades extras, mientras más tenga tendrás mayor posibilidad de hacer una gran variedad de recetas.
  • Garantías y recambios: comprueba que la marca sea confiable, eficaz y que el producto haya adquirido buenas opiniones. Inclusive, es indispensable que la compañía sea capaz de responder a las averías.
  • Precio: los precios pueden ser muy variados, así que ten en cuenta tu presupuesto y adáptate a él. Claro, debes tener presente que las freidoras de aire son más costosas que las freidoras normales.
  • Otro factor a considerar es adquirir una freidora con recetas y menús en tu idioma. Esto te ayudará a utilizarla correctamente y a saber todo sobre el tiempo de cocción de cada alimento.

Sin duda alguna, la freidora sin aceite es uno de los electrodomésticos más beneficiosos para la salud. Por lo tanto, adquiriendo una para ti, ¡No te arrepentirás!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar